Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

El Nº 1

Juan, un montillano nacido en el ecuador de la posguerra española, sólo deseó que a sus hijos nunca les faltara todo aquello que él añoró en su dura infancia. A menudo contaba a sus hijos anécdotas de los pequeños placeres con los que se conformaba en aquellos tiempos tan difíciles.

Juan sabía que los estudios y el esfuerzo eran la clave del éxito, pero a pesar de su mente inquieta, era hijo de campesinos, y como muchos de su época, no tuvo los medios para cursar estudios superiores. Su obsesión siempre fue que sus hijos tuvieran esa oportunidad para estudiar: “que lleguen hasta donde quieran llegar” -decía- “pero que no sea por falta de recursos”.

Nunca olvidemos qué es una posguerra. Juan, el 1º por la derecha

Familia de Juan, el 1º por la derecha, en la posguerra española. ¡Malditas guerras!

Para resarcirse del pasado, Juan inculcó a sus hijos un lema que les repetía desde pequeños una y otra vez:

“El que más sabe, más vale. El que más vale, más gana. Y el que más gana, más tiene”

Este soniquete, que pudiera sonar reprobablemente materialista, lo recitaba una persona que nunca lo fue, sino todo lo contrario. De pequeño Juan tenía por costumbre invitar a casa a sus amigos a jugar. De mayor también. Y siempre ofrecía a sus invitados lo mejor que tenía.

El post del “perdedor” (y aún más ganador) de Raik me ha hecho reflexionar sobre mi espíritu competitivo en los juegos hasta hacerme ver que su origen radica en la cantinela de Juan: “El que más sabe, más vale. El que más vale, más gana. Y el que más gana más tiene”. Eso es. Cuando era pequeño siempre quise saber más, valer más y ser el número uno, ganar. Así nos lo decía Juan: “esfuérzate para ser el nº 1, de lo que sea, pero el nº 1”. Realmente Juan no era de esos padres que se desquiciaba si no veía a sus hijos alcanzar el podio. Sencillamente les motivaba a que se esforzaran para que nunca les faltara nada, para que no tuvieran que sufrir las miserias por las que él pasó.

Un Erasmus en las tierras flamencas donde cedimos Gibraltar consiguió que mi forma de ver la vida diese un giro. Cambié la motivación de “ser el número uno”  por el “carpe diem”. Descubrí que hay muchas cosas por las que no merece la pena amargarse la vida, y muchas más por las que alegrarse. Jugar una partida rodeado de familiares y buenos amigos es una de ellas. Y por encima de la victoria, disfrutar es lo más importante. Así fue cómo empecé a entonar el “juega para divertirte” que tantos años lleva ya acompañando mi firma, y mi forma de vivir las cosas.

Desde hace más de tres años llevaba queriendo escribir algo sobre Juan. Algo más de lo que ya dije. Algo que hiciera justicia a la persona que más influencia ha tenido en mi vida y a la que más debo. Alguien que para mí siempre será el nº 1. Mi padre.

Dedicado a la memoria de Juan Lara Carmona.

Juan disfrutando del fino de su tierra, Montilla

Anuncios

11 Respuestas a “El Nº 1

  1. SaLaS 29 abril, 2011 en 18:28

    Me has dejado un sabor agridulce, iba a felicitarte por el artículo, pero ese final…digamos que no me lo esperaba.

    Se nota que te has sacado una espinita y te has quedado a gusto.

    Un abrazo.

  2. quas4r 29 abril, 2011 en 19:35

    Pues me ha gustado de principio a fin…. Sniff

  3. Cesar (Yosi) 29 abril, 2011 en 20:52

    No he podido dejar de poner un comentario, joder, me he emocionado.Que grande esto de seguir por twitter el planeta ludico. De otra forma no habria leido algo tan grande.

  4. cartesius 29 abril, 2011 en 22:53

    Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios! Ya tengo asumido que soy un bloguero moñas 😉
    Salas, que no te deje sabor agridulce, hombre! A vivir que son dos días! Y a jugar muchas partidacas! jaja Ya tengo ganas de volver a vernos las caras con un tablero de por medio! 😉

  5. joserson 2 mayo, 2011 en 20:44

    Por la puerta grande¡¡¡
    La verdad que cualquier cosa que toca este carte lo convierte en oro, desde el frikiconcurso (del primer aniversario de clanden) hasta este articulo macho no me terminas de sorprender¡¡

  6. Corvus corax 3 mayo, 2011 en 09:29

    Carte siempre los he dicho eres grande entre los grandes y mucha culpa de ello lo tiene este gran juan que aquí nos has presentado.

    El camino de nuestra vida nos lo han marcado simpre grandes personas como Juan , que nos han hecho de una manera o de otra ser lo que somos.

    Muchas garcias Juan por darnos a Carte que para mi es un nº1 sin duda alguna y gracias Carte por compartir lo con nosotros…. ¡¡¡ERES UN CRACK!!!!

  7. cartesius 4 mayo, 2011 en 09:56

    Caray!! Jo!! Muchas gracias a vosotros!! :-* jeje

  8. Raulo 4 mayo, 2011 en 20:58

    Los que tuvimos la gran suerte de conocerle sabemos que la esencia del Nº1 tambien se hereda

  9. Lev Mishkin 6 junio, 2011 en 00:23

    No lo he visto hasta ahora, que has puesto el enlace en el hilo de Baronet. Yo perdí a mi padre de niño, y le recuerdo como jugador. En casa están sus trofeos de ajedrez. Me has hecho acordarme de él.
    Una entrada emocionante, de verdad.

    • cartesius 6 junio, 2011 en 01:03

      Ya te comenté en el hilo de Baronet que no me gusta el autombombo pero admito que con este artículo no he podido evitarlo :S
      Gracias por tu cálido comentario, Lev. Me encantaría leer en el Instituto de Estudios Solarísticos algo sobre tu padre, quien intuyo que también tuvo que ser una persona especial. Realmente, todos los padres lo son, ¿no te parece?
      Un abrazo y gracias de corazón por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: