Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

El après-gaming

Si alguno recuerda el artículo Evasión y Victoria, ya sabrá que el snowboard es, junto con los juegos de mesa, una de mis mayores pasiones. En aquel artículo comparaba la capacidad para evadirme de los problemas que ambas aficiones me aportan, motivo por el cual las disfruto tanto, entre otras muchas razones.

Hoy me ha venido a la cabeza la idea de este otro artículo donde nuevamente vuelvo a poner en común snowboard y juegos de mesa. El nexo esta vez se encuentra en el término francés aprés-ski. En los deportes de nieve este palabro se utiliza para denominar a las actividades que se realizan después de la agotadora práctica de surcar las cumbres bañadas en oro blanco, tales como cerveceo, tapeo, spa, paseo por la zona, un largo etcétera y, por supuesto, unas buenas partichuelas 😉 No me cansaré de decir que me gusta tanto la práctica del snowboard en sí como el apre-esquí (fórmula españolizada) asociado e indisoluble. Y esta sensación es exactamente la que he tenido hoy en una magnífica sesión vespertina. He disfrutado tanto con las partidas como con las charlas mantenidas a posteriori.

Ludoteca de cartesius

Mi humilde ludoteca

Hoy era la primera vez que visitaba la casa del anfitrión, y ya sabéis el ritual que esto conlleva: conocer la ludoteca, comentar ciertos juegos, asombrarse por algunos, intercambiar clásicos comentarios…

  • ¡Ahh! ¡Me encanta éste!
  • ¡Toma y a mí!. ¡Es que Wallace es la hostia!
  • No. ¡Querrás decir que es dios!
😉

Después llegan las partidas: se comentan, se exclama, se gruñe, se medita, se llora. Al final, alguien sonríe. Y entonces, se analizan: una buena acción, la jugada maestra, un movimiento divertido, otro absurdo, se culpa al kingmaker, se ponen excusas… El último turno acabó hace un rato pero la partida aún continúa.

Y el punto culmen llega al final de la sesión. Los componentes ya duermen en sus bolsas zip y las cajas reposan en sus estantes, pero sus almas siguen revoloteando por la habitación mientras seguimos parloteando sobre ellas. El tiempo corre y es hora de irse pero ahí seguimos filosofando a la vera de todo esa montaña de madera, cartón y plástico. La ludoteca se ha convertido en el Ágora del que ni Platón ni Aristóteles se quieren despedir.

  • El próximo día jugamos a éste.
  • ¡Ése es la caña!
  • ¿Conoces este otro?
  • No, ¡pero le tengo unas ganas!
  • Tenemos que quedar otro día para que lo pruebes.
  • Vale. Es de Wallace, así que seguro que me gusta 😉

Así que cuando alcanzas esas sensaciones que evocan el nirvana, llegas a la conclusión de que  el verdadero valor de esta afición es su factor social, esa conexión emocional que establece, que te llena, y por las cuales sabes que merece la pena.

En un patético arrebato de creatividad lingüística yo lo he bautizado como el après-gaming, pero ya sabéis que la nomenclatura es secundaria y estoy seguro de que todos entendéis a qué me refiero.

Dedicado a mi compañero de sesión de hoy por el buen rato pasado. Y al resto, claro.

Anuncios

15 Respuestas a “El après-gaming

  1. Neiban 29 julio, 2011 en 03:02

    Gran artículo! cuánta razón en lo que se disfruta en los momentos post-partida. El factor socialización de este hobby es la ostia (aunque supongo que muchos dirán lo mismo de cada uno de sus hobbies). La de veces que tras jugar, nos hemos tirao 1hora tranquilamente comentando jugadas, impresiones, y próximas partidas! Y dps en el coche de camino a casa con el regustillo en el paladar, dándole vueltas a los detallitos jugones que te hacen tener la sonrisa (y la cara de sueño a la vez).

  2. calvo 29 julio, 2011 en 08:14

    Que razón tienes! Que gusto da saborear los juegos con un buen compañero… no tiene precio (mastercard…).
    Nada nada… repetimos en breve… yo encantao….

  3. Mr. Meeple 29 julio, 2011 en 09:49

    Pues sí. La verdad es que eso del après-game (el post-partida) es de lo mejor. La Sra. Meeple dice que no entiende cómo nos podemos pasar 1 hora hablando de la partida depués de cerrar la caja.

    Suerte que hay más gente que disfruta con lo mismo!

    Un saludo

  4. Maskleto 29 julio, 2011 en 10:09

    Grandísima narración Cartesius.

    Desde luego muchas veces a nosotros lo que lleva realmente a que se nos hagan las mil de la madrugada son las charlas una vez acabada la partida, como bien dices. Da gusto el parloteo que se monta una vez relajamos la mente tras la tensión de la partida, ahora que lo pienso puede que sea la forma natural del cerebro de enfriar las neuronas :D.

    Saludos.

  5. Ratrap 29 julio, 2011 en 11:11

    Eso es así 🙂

  6. Ludo Tecla 29 julio, 2011 en 16:13

    Jugar es una actividad social.
    No hay malos juegos si compartes la mesa con la gente adecuada.

    Un abrazo.

  7. Ratrap 29 julio, 2011 en 16:42

    Mmm.. sí, yo creo que sí hay malos juegos, descompensados o simplemente aburridos :p otra cosa es que a alguien le guste más unos u otros o que se jueguen mejor o peor con distintos grupos.

  8. cartesius 31 julio, 2011 en 23:25

    Yo estoy más con Ratrap. Hay juegos y juegos. Y coincido que lo fundamental es con quiénes los juegues. Yo en eso tengo mucha suerte! 😉

  9. Raulo 1 agosto, 2011 en 00:53

    Correcto! Hay cada eurogame por ahi…
    A veces jugando por web (BGO, Vassal…) echas de menos el après-gaming, aunque haya chat o foro no es lo mismo…

    • cartesius 1 agosto, 2011 en 10:08

      Eh, eeh, eeeeeh!! Un momento!!! Desde cuándo juegas tú por VASSAL?? No estarás entrenando al TS a mi espaldas?? 😉

  10. Corvus Corax 1 agosto, 2011 en 09:25

    El pre y post partida es ya en si un cato social y más aún con gamers.

    Estoy muy de acuerdo con Ludo tecla en su comentario, por elllo creo que hay que tener una ludoteca variada, para jugar con un tipo determinado de gante y en el monento adecuado.

    Sobre tito Wallace… bueno discrepo mucho de tu opinión Carte, hay juegos realmente muy buenos y juegos que me jor no digo nada….

  11. cartesius 1 agosto, 2011 en 10:11

    Ayer tuvimos otra quedada e hicimos un previo donde antes de ponernos a jugar como locos, estuvimos comentado los juegos que habíamos probado estos días, compartiendo opiniones, etc. Me gustó mucho 🙂
    PS: oh, Martin, perdona al Cuervo que no sabe lo que pía! 😛

  12. Canales 1 agosto, 2011 en 23:14

    Paparruchas. El verdadero friki-lúdico vive por y para jugar, y no le hace falta parar ni para comer ni para descansar. La de juegos que se pueden finiquitar en una hora en vez de estar de charleta… XD

    Ya en serio, encontrar personas que comparten nuestros intereses es el primer paso para la verdadera amistad, y estamos de acuerdo en que eso es genial (aunque así expresado suena de lo más ñoño).

    • SaLaS 25 agosto, 2011 en 14:29

      Canales, al lado mio no te sientas a jugar hasta que no se te pase este ataque “moñas”…. 😉

      Me encanta hablar, y si es de juegos ni te cuento. Ocurre algo parecido cuando sales del cine después de haber visto una buena peli, como Super 8…..quién puede evitar comentar algo, no sería humano…

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: