Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

Archivos mensuales: marzo 2014

El desprecio a un juego


Últimamente vengo leyendo y escuchando una corriente de opinión que hace una crítica feroz a aquellos que valoramos un juego por los componentes y el diseño de la caja. “El valor del juego se debe medir en lo bueno que es, no en los kilos que pesa” dicen…y no les falta razón, así es. Pero entonces pregunto: ¿por qué hacer una caja inmensa aunque quede vacía si lo importante es la experiencia de juego?

Tengo que aprender a volar

Cuando uno lleva un tiempo en esta historia y empieza a superar ampliamente el centenar de juegos en su colección comienza a valorar más cosas a la hora de adquirir un juego que el “me gusta-no me gusta”. Cuando empecé en esto me encantaba que los juegos que compraba vinieran en la caja más grande posible y todo lo sobreproducidos que hiciera falta pero cuando empiezas a acumular juegos el problema del espacio se convierte en un quebradero de cabeza y es entonces cuando empieza a molestarte enormemente las cajas y componentes sobredimensionados.

Todo esto viene a cuenta del famoso Nations que ahora está tan de moda. Y es que me parece realmente vergonzosa la edición de este juego. Cuando una editorial sobredimensiona la caja de semejante manera supongo que es para poder justificar los 65€ que piensa cobrarte por el juego. Pero si de verdad piensan que el trabajo de diseño y testeo que hay tras el juego justifica su precio que le pongan el precio que quieran pero que lo hagan con una caja de acuerdo a las necesidades del mismo.

BGG – Nations y sus componentes

Últimamente se ha dado otra polémica con esto de las cajas y los precios de los juegos. En la reedición de Lewis&Clark han modificado la caja original para hacerla cuadrada y a costa de reducir un poco el tablero. Al parecer esto asegura unas mejores ventas en USA y, aunque no me gusta, puedo aceptarlo. Lo que no me parece en absoluto justificable es la chapuza que han hecho para hacer el juego totalmente independiente del idioma y que la misma edición valga para todos los países. Resulta que a estos genios se les ha ocurrido incluir una trasera con unos dibujos inmensos y sin ningún tipo de descripción del juego. ¿Pero cómo van a vender el juego si en la caja no pone lo que contiene? Pues aquí es donde viene el toque maestro del plan, para subsanar esa horrible trasera han cogido el manual del juego y lo han puesto fuera, entre la caja y el plástico de protección de forma que cada edición trae su manual por fuera indicando lo que contiene el juego.

BGG – Foto de los componentes, atención especial al diseño de la trasera

Hay quien recurre al archimanido “pues si no te gusta no lo compres” o al no menos conocido “si lo compras es que estás de acuerdo con que hagan eso. El problema es que el juego es bueno y si quieres tenerlo y jugarlo tienes que pasar por el aro, pero pregunto: ¿Quién es el que realmente está despreciando el juego? ¿El que reclama unos componentes dignos y un precio ajustado o el que lo edita de cualquier manera para sacar unos eurillos más?

Anuncios