Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

Archivos mensuales: junio 2012

Flash Point: Fire Rescue vs Pandemic


Portada del Flash Point: Fire Rescue

Portada del juego Flash Point: Fire Rescue. Foto: BGG

NOTA: El autor de esta esta reseña es SaLaS, compañero de Clandestino, al cual agradecemos enormemente su esfuerzo e interés para contribuir en el blog.

ATENCIÓN: Me apoyo en la comparación de ambos juegos para presentar Flash Point (FP.), del modo familiar paso, pierde toda la gracia. Si no tienes ni idea como funciona Pandemic (P)  no sacarás todo el jugo a esta lectura. Intenta leerte una reseña antes.

Después de leer varios comentarios sobre el parecido entre estos juegos, me puse a darle vueltas al tema, tanto como para empezar a escribir esto.  Y ya puestos, porque no hacerlo también con las diferencias, que los amantes de P. agradeceréis, por si merece la pena, o no, tener los 2 juegos en vuestra colección. Y aquí os dejo con mis enredos mentales…

COMPONENTES

La caja, los peones y cubitos son idénticos. En FP sólo hay negros.

Los tableros tienen prácticamente el mismo tamaño, con la ventaja en FP de ser reversible, con diferentes grados de dificultad, según el nº de accesos al edificio.

Me quedo con el diseño de P., eso sí, el de FP te sumerge más en el juego, el plano está plagado de detalles que siempre provocan algún comentario cachondo…

En FP las cartas no intervienen en el juego, su objetivo es informativo, tenemos las de bomberos especialistas, y otras de colores (1 por peón), para tener claro de un vistazo, quién es quién. Y las de ayuda/resumen de turno. De mayor tamaño en FP, tipo Dixit, pero de más calidad en P.

Tablero FP

Tablero de FP de menor dificultad

Tablero de FP de mayor dificultad

En FP, todo el peso recae en 2 dados. 1D8 y 1D6, que nos marcan coordenadas en el tablero, divido en cuadrículas de 8×6

Los tokens, mucho más numerosos en FP, pero más bonitos, para mi gusto, en P. Creo que me daréis la razón viendo esto….

Detalle de los tokens del FP

Además, en FP, los “Puntos de Interés”(Interrogaciones) a veces se camuflan en el tablero y cuesta encontrarlos.

En resumen, las calidades son similares, pero el diseño me parece mejor en Pandemic, por lo tanto, P:1  –  FP:0.

SETUP

Para empezar, me divierto más preparando el FP, así de claro. Es más visual y peliculero, me explico; se hacen varias tiradas de dados, según dificultad, nos vamos a sus coordenadas en el tablero y …”BOooOOMM”, ya tenemos el lío montado. A continuación se colocan de igual manera las “posibles víctimas” y…. a rescatarlas.

En P., la preparación es mucho más fría, 3/4 mazos, carta de epidemia, a barajar….ahora las juntamos y a ver cuando sale la próxima epidemia….

En uno dices: “Ostia, ha reventado la cocina, el baño y el pasillo, y mira donde están las victimas, una palma seguro…cual dejamos?.”

Y en otro parece que estas nombrando las ciudades candidatas de los próximos JJOO .

Queda claro que ahora estamos empate a 1.

FASES DE TURNO

En ambos juegos el turno se divide en 3 fases:

1)      Acciones de los jugadores, que varían, en cuáles y cuántas, según que rol/bombero estés jugando.

2)      El juego te putea…sacando cartas de infección en P./tirando 2 dados por avance de fuego en FP.

3)      Se comprueban ciertas condiciones, p.e. los cubitos, en ambos palmas si se acaba un color…

Esto pinta para prórroga, seguimos 1-1.

MECÁNICAS

La diferencia más importante, como ya he comentado, es la sustitución del mazo de infección de P. por 2 dados en FP. En lugar de robar carta para ver en que ciudad se propaga la enfermedad, y poner el cubito de su color, lanzamos los dados, y colocamos un marcador de humo (con fuego por detrás) en el lugar que corresponda en el tablero.

En P., el  4º cubito supone un brote, y se infectan las ciudades vecinas….en FP, cuando colocamos un marcador de humo en una casilla con fuego( o producto químico), explosión¡¡¡¡ y el fuego se expande en las 4 direcciones posibles (en FP no se hace nada en diagonal), además, los marcadores de humo adyacentes se convierten todos en fuego.

Cuando le toca el turno al juego, Fase de Infección en P./Avance de Fuego en FP, nunca sabes dónde puede aparecer un fuego/explosión, incluso puede repetirse. En P. siempre sabes, menos cuando sale epidemia, que ciudades (cartas) quedan por salir y cuáles están descartadas hasta la próxima epidemia..

La epidemia en P. es el equivalente aproximado de Foco de calor en FP, se vuelve a tirar para avanzar el fuego…. Igual que antes, en P. se puede calcular aprox. cuando pueden salir, y se sabe cuántas, en FP esto es una incógnita durante toda la partida.

Guardarse PA para el siguiente turno en FP es la solución perfecta para el problema que a veces surgía en P. cuando no te llegaban tus puntos de acción para conseguir hacer lo que pretendías, y si te sobraba algún punto, que no te convenía usar, lo perdías, o “malgastabas”…..en FP, te coges un token por cada PA no utilizado (max. 4), y para el turno siguiente.

El nivel de dificultad elegido es más estable en P., en FP las tiradas pueden aumentarlo o rebajarlo, y mucho.

Los objetivos en P. son invariables, conseguir las curas juntando el mismo jugador X cartas del color correspondiente. En FP, debemos rescatar 7 víctimas, que aparecerán donde indiquen los dados, pero ojo, ponemos un token de Punto de Interés, esto es una interrogación, que hay que llegar hasta ella para voltearla y ver si realmente es una víctima o una falsa alarma…más incertidumbre.

Si se acaban los cubos negros en FP, el edificio se derrumba y has perdido. Estos cubos se colocan cada vez que una pared sufre daños por explosiones, con 2 cubos una pared se viene abajo.

En P. pierdes si no puedes colocar un cubo de un determinado color/enfermedad, se ha extendido tanto que es incontrolable.

Se adelanta FP, 2-1.

JUGABILIDAD

Los 2 mapas de edificio, 1 por cada lado,  en FP son determinantes en este punto, y con la expansión, podremos añadir más. Aparte los que podamos crear, tan fácil como coger un plano, dividirlo en cuadrículas (6×8) y dejar un borde de casillas exteriores, para que puedan desplazarse la ambulancia y el camión.

Tablero del FP realizado por un aficionado

También juega a favor de FP que siempre puedes cambiar de bombero especialista, es una de las acciones disponibles, en realidad estamos jugando con todo el cuerpo de bomberos. En P. sólo podemos cambiar de rol cuando sale la carta de evento que lo permite.

P. 2-4 jugadores, si no se utilizan reglas caseras para jugar sólo con un peón, a mi me resulta engorroso, eso de intercambiarme cartas conmigo mismo, como que no….

F.P. 1-6 jugadores, admite más jugadores, y en solitario es mucho más jugable.

Resultado final:     FP 3 – P. 1

IMPRESIONES PERSONALES

Me gusta P., es de los que alguna vez he jugado en solitario, el tema es muy atractivo, encaja bien con las mecánicas,  pero en general es muy abstracto, te mueves por ciudades, intercambias cartas, curas/quitas enfermedades/cubitos, y sabes, generalmente, por donde te puede petar el juego, aunque no sea fácil evitarlo.

FP consigue envolverte en la acción desde el setup, rompes paredes, conduces camiones, curas “personas” o “animales”, que luego acompañas a la ambulancia a través del humo, una explosión de productos químicos te puede dejar inconsciente……vamos, que tras terminar una partida podrías narrar una versión mini del “Coloso en Llamas”.

La interacción entre jugadores es más temática en FP.(nos vamos juntos en el camión, pego un manguerazo, y después entras tú a por la victima), en P. casi siempre se reduce a coordinar los movimientos de los jugadores para coincidir en X ciudad, para poder intercambiar X carta, …. o de conocimientos de enfermedad? Da igual, no supera la inmersión de FP. Usando de ejemplo esta imagen…

 

En P. estaríamos observando la pantalla y ordenando a las unidades implicadas, y en FP. Estaríamos dentro de las naves.

Lo que menos me gusta de FP es que, su gran virtud, la incertidumbre del movimiento del fuego y aparición de Puntos de Interés, puede presentarnos, si se suceden tiradas muy caprichosas, situaciones tan fáciles, o difíciles, que nos aburran, es lo que tienen los dados….ah¡¡¡y el diseño de los tokens, muy mejorable.

FP. ha conseguido colocarse entre mis favoritos dentro de los cooperativos, las sensaciones que transmite son muy atractivas, pero como todo en la vida, hay que vivirlo un poco, sino pierde todo el encanto, o el sufrimiento por salvar victimas???

Anuncios

Los AP-men


“VOY A HACER LO QUE HAY QUE HACER”

No sé qué ocurre últimamente que observo a mi alrededor como se extiende una plaga de AP brutal. AP, para los que no le sepan, es la abreviatura de análisis-parálisis que representa cuando en el turno de un jugador éste entra en un bucle infinito en el que analiza cada jugada y no sabe qué hacer.

Pues últimamente en cada partida que juego hay una, dos o incluso tres personas que sufren de esta patología. Y la putada es que el AP no se sufre en silencio como las hemorroides, ojalá fuera como las hemorroides y los que lo sufren tuvieran prisa por levantarse de la silla…No, el AP lo tiene uno pero lo sufrimos todos menos él, rollito halitosis.

Como decía, últimamente mis partidas son un drama sobre si otro pone su fichita en “recolectar judías blancas” o en “recolectar judías pintas”. Lo que a ti te parece una decisión trivial parece ser que es La Decisión Clave, pero claro, resulta que cada movimiento que hacen es una decisión clave…

Seamos serios, esto no es física cuántica. Todos, si invertimos el tiempo necesario, somos capaces de obtener la solución más óptima para cada jugada. La gracia está en hacerlo en un tiempo prudencial, en no romper el tempo de la partida. Si el turno de cada jugador es una especie de agujero negro donde el tiempo se deforma hasta el infinito la partida se vuelve un coñazo. La verdad es que hay veces que parece que te has metido en una especie de máquina del tiempo y que si algunos jugadores tardaran un poquito más en realizar sus jugadas podrías viajar al pasado.

Jugando al Dominant Species – ¿Notas el frío de la tundra?

Hay varios puntos que me sacan de mis casillas:

  • No comienzo a pensar mi turno hasta que no me toca: Joder! pero si cada ronda está durando 20 minutos y sólo hay que colocar un puto keko!! ¿Cómo puede ser que cuando te toque no tengas claro dónde ponerlo? Está claro que si el jugador anterior te pisa la acción tienes que volver a pensarlo todo, aunque no estaría demás si en todo ese tiempo de procesamiento que has invertido en decidir “coger piedra” introdujeses una alternativa ante la remota posibilidad de que otro escogiese “coger piedra”. Esto es especialmente dramático cuando hay dos jugadores con AP en la misma partida porque me resulta increíble que después de estar 10 minutos esperando el movimiento del primero tenga que estar otros 10 esperando el movimiento del segundo, aunque uno juegue con los Otomanos y el otro con los Ingleses…
  • Luego está el típico AP-AP-AP-AP-AP-AP-Movimiento-AP-AP-AP-AP-¿Puedovolveratrás?-AP-AP…. Pero no me jodas. Todos pensábamos que eras el jodido Deep Blue y que todo ese tiempo de procesamiento sólo iba encaminado a lograr la jugada perfecta, El Dorado de la colocación de Kekos y ¿Ahora resulta que te has equivocado? ¿Que el mismo movimiento lo podrías haber hecho en 10 segundos porque es una mierda?

Tu amigo pensando

Claro luego llega tu turno y la desesperación produce que sólo quieras apretar una pistola contra tu sien y disparar (hacerlo contra la suya sería asesinato y está mal visto). Entonces, haces tu movimiento, el que pensaste allá cuando Jesucristo iba a parbulitos, y pasas el turno. Y entonces resulta que en la última media hora has jugado 5 segundos! El nivel de desconcentración llega a tal punto que ya no sabes si has quedado para jugar o estás esperando al autobús. Sólo miras a la mesa de al lado donde van por su tercera partida consecutiva de TtA mientras tú llevas turno y medio al Pilares de la Tierra.

Luego llega la puntuación final y resulta que APman te ha sacado 40 puntos. No te jode, sólo faltaba que hicieras la misma puntuación que yo, entonces serías sencillamente cortito y habría que ponerte a jugar a la Oca. Ya me lo imagino: “De oca en oca y…¿tiro por que me toca? ¿Será una buena opción? Lo mismo es mejor no ir en cabeza y dar la sorpresa desde atrás…”

¿Demasiadas opciones?

Dicen que pensar quema muchas calorías pero yo a los APmen les veo la misma panza cervecera que a todos los demás. El problema es que luego si dices: “Oye, no te lo tomes mal pero para un día que vengo paso de jugar contigo porque me lleva toda la tarde echar un Piko-piko” resulta que eres un antipático. Pero si APman tarda 20 minutos en decidir en el fórmula D si toma la curva en 2ª o en 3ª es que “le gusta sopesar todas las opciones”. !Pero que hemos tardado más en dar 2 vueltas al circuito de Mónaco que De la Rosa en dar 85!

Creo que a partir de ahora habría que presentarse así:

Mi nombre es Carlos y tengo AP.
Mi nombre es Juan y soy capaz de jugar un TI3 en 56 minutos.

¿Echamos una Juan? Carlos, tu ve pensando a qué juego te apetece jugar, pero sopesa todas las opciones.

Y el día que Justin Bieber edite un juego llegará…


… y entonces sí que fliparemos con los fans. Desde hace un tiempo a esta parte vengo observando que la afición ha debido alcanzar una especie de masa crítica, es decir, es lo suficientemente grande como para reproducir a pequeña escala fenómenos que se producen en otros ámbitos con muchos más seguidores. Uno de estos fenómenos que se reproducen es el fenómeno fan o fanboy.

Al igual que ocurre con los grupos de música, videoconsolas o aparatos electrónicos empieza a aparecer gente que se declara fan incondicional de diseñadores o editoriales. Evidentemente cada uno tiene sus preferencias y cada diseñador tiene un estilo propio que se puede amoldar más a sus gustos peeeeeeeeero de ahí a defender a muerte cualquier mierda que perpetre el cerebro revenido del diseñador de turno hay un trecho.

Próximo éxito de René Kvizia

Oiga no, yo en este sentido pienso un poco como mi odiado Guardiola: “no existe el ayer”. Que sí, que vale que tu bagaje es espectacular y mereces un voto de confianza pero no pienso comprar el “Mierda en caja” y hacérselo probar hasta al último de mis amigos. Reconozcámolos, eres un crack, un magnífico diseñador de juegos, pero en este último has patinado de narices y no pasa nada, se tira a la basura y seguimos hacia delante.

El problema del fenómeno fan no es que coma mierda y diga que disfruta con ello, el problemas es que cuando dices que a ti eso de la coprofagia como que no te hace se te echa encima la horda enfurecida cual masa de adolescentes chifladas con las bragas en la mano (de aquí el título del post, puro ingenio, vamos). El problema se produce cuando sacan el primer Iphone y no se puede mandar un mms sin pasar por el ordenador de la NASA y las hordas de incondicionales gafapastasconpantalonesdecoloreschillones se te echan al cuello por decir que te parece algo “cutre” para un móvil de 600€

Justin Bieber en ESSEN 2015 presentando su “One less Lonely Girl”. Uno de colocación de trabajadores y tal…

La verdad es que no soy muy de idolatrar a la gente o a las empresas. En mi interior pienso que nadie merece ser aclamado y perseguido por miles de personas, nadie que no se apellide Chvatil.

¿Y esto a cuento de qué? Bueno, últimamente se ha dado el caso de que algunos hemos criticado, a mi parecer de forma bastante objetiva, la actuación de una empresa en un hecho concreto. No quiero dar nombres porque el tema tampoco va mucho más allá y no tiene mayor repercusión. Simplemente algunos creemos que no ha actuado todo lo bien que podría y lo hemos expresado. Mi perplejidad ha surgido cuando ha aparecido más y más gente diciendo poco menos que antes de la llegada de dicha empresa aquí no se jugaba ni al Gua y que había que estar eternamente agradecido y apechugar con lo que fuese. Esto es más sorprendente si cabe porque 3 hilos más abajo los mismos estaban poniendo a caer de un guindo a otra empresa por unas erratas (graves) que ha solucionado en mes y medio… Eso sí que no: “O follamos todos o la puta al río”

Hace 3 o 4 años en una asociación de juegos cualquiera…

Yo la verdad es que por ahí no paso. Puedo declararme más o menos seguidor de la línea editorial de una empresa pero no voy a sellar un pacto con sangre y escupitajo para el resto de mis días, al menos hasta que mi banco no me venda acciones de Cubilete Lúdico en una captación de inversores de esas chungas que hacen, entonces a muerte con el “Universo: La invasión”

Creo que no es bueno para nadie este tipo de forofismos. Creo que es malo para las empresas porque pierden el contacto con la realidad. Creo que es malo para los diseñadores porque se creerán que hagan lo que hagan venderá. Y sobre todo creo que es malo para los jugadores porque jamás nos acostumbraremos a comer mierda.

PD: Perdón por el post escatológico pero se me ocurrió lo de la Shit-Box y desde entonces ha sido todo pura diarrea mental