Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

Archivos por Etiqueta: Artículo

Shut up and take my money!


Tras un tiempo escribiendo los típicos posts de bloguero moñas (que si juegos para jugar en solitario, que si impresiones de partidas del fin de semana… paparuchas) vuelvo a la carga donde lo dejé. Si en la entrada titulada ¡Enséñame la pasta! hablaba de la mina de oro que han encontrado las editoriales al lanzar proyectos por Kickstarter o similares, ahora voy a hablar de los dueños de ese oro, nosotros (ja! que guasa).

Cuando me pica el gusanillo suelen ser de este porte

Cuando me pica el gusanillo suelen ser de este porte

Son las 14:10 y has ido a comer a casa desde el trabajo, coges la tablet, entras en la BGG, miras The Hotness y lo ves, ahí está el nuevo juego de Fantasy Grande Games. En ese momento comenzamos una loca búsqueda de información sobre el juego en cuestión. Yo suelo empezar por ver el vídeo del nada excéntrico y 100% calmado Tom Vasel ya que me suele servir para hacerme una impresión rápida de cómo se juega y de la calidad de los componentes. Por otra parte también me sirve para saber que opina del juego de forma sencilla ya que como todos sabemos Tom Vasel sólo tiene dos calificaciones posibles: o lo ama (es bueno) o le gusta (cagada total).

Tras esta primera toma de contacto suelo acudir a LaBSK, cuna de la información en español (o era castellano) que es al mundo lúdico lo mismo que La noria a la televisión. Coñas a parte es un sitio de referencia y si hay algo de información en español probablemente encuentres su rastro allí. Debido a mi injustificado interés por los juegos raros (y caros) me suele ocurrir que la información que encuentro es muy limitada ya que se suele reducir a un hilo en Novedades con un par de respuestas. Lo único que me salva es que hay veces que otro frikazo de esto ha pasado la enfermedad antes que yo y ya conoce todos los síntomas y se ha propuesto pegarle la gonorrea lúdica a todo el que se acerque a ellos.

Te lo quiere pegar

Te lo quiere pegar

Normalmente siempre tienes que acudir a la BGG. Si LaBSK es como La noria, la BGG es como Matias Prats. Allí suele haber una cantidad ingente de información, miras fotografías, reviews, noticias, comentarios, puntuaciones. Allí puedes encontrar todo tipo de estadísticas, creo que si te lo propones puedes encontrar hasta la primera novia que tuvo Knizia con 34 años (una golfa). Siendo justos, el mismo tipo de trolazo que circula por LaBSK circula por la BGG pero como es en inglés molesta menos (ventajas del analfabetismo idiomático), pero vamos, que siempre hay un turco dando por culo mires el juego que mires.

Tras esta fiebre por la búsqueda de información comienza la fiebre del Zara. Ahora hay que buscar la mejor oferta combinada. Primero un repaso a las tiendas online españolas o a los comparadores de precios, hay dos opciones: o no tienen el juego o está agotado. Mierda, hay que viajar al extranjero. Comenzamos a mirar en Europa y empezamos por Francia. Ay! los franceses, a los desgraciados les debe sobrar la pasta porque tienen unos precios que tela, si no está en las rebajas de Philibernet ni te molestes. Volamos a Alemania, esto ya es otra cosa, buenos precios por doquier y además queda más pro Die Burgun fon von burgenfungebenten que Los castillos de Borgoña. Sin embargo, todo lo que los alemanes se ahorran en juegos debe ser para gastárselo en diésel, vaya precios de transporte! Decidimos coger un vuelo hacia EEUU, cuando sobrevolamos UK nos descojonamos de risa, ¡¿y pensar que antes hacíamos escala allí por si encontrábamos un chollo?! Una vez en EEUU descubrimos que eso ya es otra cosa, el capitalismo es una gran ventaja y lo de explotar a niños en las fábricas de China no es por capricho.  Precios increíbles por todas partes que incluso sumando los gastos de envío lo hacen rentable pero hay que tener en cuenta a mis queridos amigos los perros aduaneros. En ese momento, sumando transportes, ivas, aduanas, sobornos, comisiones, puntos, retweets, etc. ya tienes toda la información para hacerte un Excell para poder ver dónde te ahorras 3 céntimos (sí, esos que tienes entre los cojines del sofá bajo tu culo).

Calla y coge mi dinero

Calla y coge mi dinero

Y ahí te encuentras, con carritos de la compra llenos por todo el mundo cual Sanchez Gordillo y a un click de encargarlo. Y entonces te das cuenta: ¡Son las 14:49, no has comido y tienes que volver al trabajo!…… Click!!!!

Merchant & Marauders


Hacía ya bastante que no hacía una entrada para el blog. Tengo que pedir disculpas pero la verdad es que en estos meses he jugado poco y lo que he jugado se sale ligeramente del tema del blog (Magic principalmente).

Sin embargo en la última semana he jugado varias partidas a uno de esos juegos que siempre me había llamado la atención: Merchant & Marauders. Seguro que os ha pasado alguna vez que desde el día en que se anuncia un juego estáis pensando en pillarlo en cada pedido pero al final por H o por B nunca lo hacéis. Este es mi caso con M&M, siempre me gustó el tema, el aspecto y la idea pero entre el precio elevado y alguna que otra crítica ambigua no me terminaba de decidir.

Merchants & Marauders

Merchants & Marauders

Es curioso porque no es un juego que haya recibido críticas feroces si no que todas eran del estilo de “Está muy bien pero…”, y ese “pero” siempre me echaba para atrás. Pues bien, el otro día estaba de bajón y decidí hacer el equivalente Friki de “voy a comprarme unos trapitos” que viene a ser, me voy a gastar un pastizal sin pensarlo demasiado.

Pues bien, en poco más de una semana ya he podido hacerme una idea clara sobre las virtudes (muchas) y defectos (pocos) de este juego. Lo primero que tengo que decir es que ya entiendo la crítica ambigua hacia este juego porque el juego en sí es ambiguo. A lo largo de esta entrada voy a intentar desentrañar esa ambigüedad:

Merchant & Marauders: Descripción y crítica

Sin llegar a profundizar en cómo se juega voy a hacer una breve descripción del conjunto para que quien no lo conozca se pueda hacer una idea.

En cuanto a la presentación y componentes poco se puede decir, es un juego que entra por los ojos, con una producción maravillosa. El tablero es grande, bonito y funcional. Los modelos de los barcos son preciosos y hay 4 modelos diferentes, uno para cada tipo de barco. Las cartas quizá sean el punto donde cojea el juego, simplemente están bien, algo finas para mi gusto. El resto de fichas y marcadores son espectaculares, mención especial para los cofres de jugador y los doblones de oro.

El tablero de juego

El tablero de juego

Dejando los componentes a parte el objetivo del juego es hacerte el capitán más famoso del mar del caribe, es decir, debemos hacer acciones que hagan resonar nuestro nombre en cada taberna de cada puerto. Hay varias formas de conseguir glorificar nuestro nombre y nuestro barco:

  • Vender grandes cantidades de mercancía
  • Hundir otros barcos
  • Asaltar mercantes
  • Completar misiones
  • Confirmar rumores
  • Amasar una fortuna

Para conseguir estos objetivos nosotros elegimos nuestro propio camino y hay dos caminos que se pueden elegir, el de mercader o el de pirata. Podemos elegir la vida plácida y tranquila del mercader, llevando cargamento allí donde nos soliciten y sólo preocupándonos de no toparnos con algún pirata malintencionado o, en cambio, podemos llevar la vida emocionante y peligrosa del pirata, buscando problemas en cada puerto y siendo perseguido por los barcos de guerra de todos los países a cambio del dinero rápido y fácil que proporciona asaltar y hundir a los barcos mercantes que circulan allende los mares. Desgraciadamente no podemos elegir ser político que combinaría la vida fácil y plácida con el dinero   rápido y a raudales. (Buena idea para una expansión: Merchan, Marauders & Governors)

Ahí hay lío - Imagen obtenida de Juegosdmesa

Ahí hay lío – Imagen obtenida de Juegosdmesa

La gracia del juego radica en que todo el mundo comienza siendo un respetado mercader y que cada uno decide si es el momento ideal para pasarse a pirata. A partir de ese punto seremos perseguidos con diferente intensidad por cada una de las diferentes naciones que componen el juego dependiendo de nuestras agresiones hacia ellas. De hecho también se puede llegar a conseguir el perdón de las naciones para así hacer el camino inverso y volver a ser un respetable mercader.

Por lo demás  la mecánica del juego es extremadamente sencilla: En cada turno se produce un evento y luego cada jugador hace 3 acciones. Estas acciones pueden ser: Mover, Buscar barcos en alta mar o hacer acción de puerto (comprar/vender, reparar tu barco, reclutar, buscar rumores…)

Y ya está, vas de aquí allá, donde te lleve el viento y el olor del dinero intentando esquivar los problemas y buscándolos de cabeza. El juego tiene más cosillas de las que cuento como los combates que tienen su cierta profundidad, las diferentes misiones, comprar barcos, mejoras, armas especiales… pero para eso ya está el manual.

Para mí este juego tiene algo que tienen muchos otros juegos pero que pocos consiguen: la ambigüedad. Me explico, hay muchos juegos que se quedan a medio camino entre el ameritrash y el eurogame pero en la mayoría de los casos eso aparece como resultado de una mecánica mal implementada o un intento de hacer un eurogame más ligero o un ameritrash más controlable, un pufo vamos. En el caso de M&M creo que es algo premeditado y muy bien implementado porque eres tú quien decide el tipo de partida que te gustaría jugar. Puedes elegir dedicarte a mercadear cual típico eurogame, yendo a tu bola, mejorando tu barco, completando misiones y rumores e intentando evitar los problemas o en cambio puedes hacerte pirata y buscar la confrontación, la lluvia de dados, la sal en el rostro y el olor a pólvora. Y lo mejor de todo es que puedes cambiar de idea a lo largo de la partida.

De verdad, pocos juegos he visto en los que la forma de jugar cambie tanto por una sola decisión (¿ataco o no ataco a ese mercante?) y tengo que decir que en ese sentido me he llevado una gran sorpresa.

Pirata bueno o pirata malo...

Pirata bueno o pirata malo…

¿Defectos? Para mí sólo tiene uno principalmente y es el “entreturno”. Si los jugadores son lentos, sobre todo en las acciones de puerto, el juego se puede alargar bastante pero eso ya es cosa de cada cual. Diría que es difícil que baje de las 2 horas, estando la partida media en 2,5 horas. ¿Otro defecto? Precisamente esa ambigüedad que tanto he alabado, habrá quien diga que tiene mucho azar para ser un juego de comercio mientras el de al lado está diciendo que es demasiado mecánico para ser un juego de piratas. Sin embargo ese juego tiene una gran ventaja que no tienen otros…

Pirates & Traders: ¿una demo de un juego de mesa?

Pirates & Traders

Pirates & Traders

Hace ya bastantes meses os hablaba de un juego para Android que era la viva imagen de este Merchant & Marauders. Bien, con el tiempo este juego ha ido mejorando y se ha convertido en un juego mucho más profundo que el juego de mesa, sin embargo el alma del juego sigue siendo exactamente la misma y es una oportunidad única de probar el juego de manera gratuita y decidir si te gusta el planteamiento.

Imagen del juego

Imagen del juego

Independientemente, el juego para Android es una pequeña joya y te interese el juego de mesa o no deberías darle una oportunidad porque para mi es de los mejores juegos gratuitos que hay ahora mismo. Es un auténtico vicio y permite profundizar mucho más allá que el juego de mesa. Desde los orígenes de tu personaje hasta posibles motines a bordo pasando por peleas en tabernas o asaltos a puertos.

¿No tienes amigos para jugarlo? No hay problema: Variante en solitario

Desde hace unos años que un juego tenga modo en solitario es un plus muy importante para mi ya que estoy desplazado a un pueblecito de montaña entre semana y quieras que no me sirve de entretenimiento. Normalmente me centro en los juegos que tienen el modo solitario implementado en las reglas originales por el propio autor del juego ya que las hechas por aficionados no suelen estar testeadas. Sin embargo Merchan & Marauders tiene una de estas variantes amateurs que es una delicia: Quest of the Cursed Coins

Cursed Coins

Cursed Coins

Somewhere, deep in the Carribean Sea, exists the Island of Lost Souls. On this island lurk the
souls of those who died during centuries of colonization. A terror from the depths of the sea is
risen: Cursed pirates try to collect coins which are marked by the innocent blood of those poor
souls. Once brought to the Island of Lost Souls these coins will free the souls. It is clear as
carribean water: This wouldn’t be a benefit neither for merchants nor marauders!

Pues eso, unos malvados piratas están recolectando monedas malditas y llevándolas a la Isla de las Almas Perdidas. Cuando consigan llevar al última moneda las almas condenadas serán liberadas extendiendo su terror por todo el Mar del Caribe. Sobra decir que esto no es bueno ni para  Piratas ni para Mercaderes por lo que deberán colaborar para que esto no ocurra.

Esta variante permite jugar al juego en solitario o en modo cooperativo. El objetivo del juego es conseguir calmar a las almas cautivas antes de que estas sean liberadas por los malvados piratas. Para ello, como en el juego original, tendremos que recolectar puntos de gloria pero no valdrán nada por si mismos si no que deberemos acudir a la Isla de las Almas perdidas y entregarlos a modo de sacrificio.

Los Piratas Malditos en busca de sus monedas

Los Piratas Malditos en busca de sus monedas

Mientras, un barco errante surcará los mares visitando puerto a puerto y recolectando cada una de esas monedas. Cuantas más monedas recolecte más poderoso se volverá y más barcos errantes aparecerán haciendo la partida cada vez más difícil y precipitando su final.

He jugado un par de veces a esta variante y la verdad es que se mueve muy bien. Te permite desarrollar una partida normal pero con un objetivo concreto, debes tratar de recolectar gloria pero sin perder de vista el movimiento del barco errante para evitar que se haga demasiado poderoso. Además la variante destila tema por los cuatro costados.

Lo dicho, si te gusta jugar en solitario esta es una gran opción.

Cuando éramos reyes (Juegos Épicos)


Cuando éramos reyes (When We Were Kings) – 1996 Es un documental que narra el antes, el durante y el después del mayor combate de boxeo celebrado en toda la historia del deporte. Esta pequeña joya muestra, mediante imágenes que han pasado a la historia, los meses de duros preparativos para el combate entre Mohammad Ali y George Foreman en Kinshasa (Zaire). El documental tiene una duración de 90 minutos de los cuales a penas 15 están dedicados al combate, el resto se dedica a explicar la dimensión social que alcanzaron el acontecimiento y sus participantes.

Una de las imágenes más recordadas de la historia del boxeo

Una de las imágenes más recordadas de la historia del boxeo

El caso es que acabo de ver este documental (está colgado el YouTube en estos momentos) y me ha recordado a las sensaciones que me producen las partidas a esos juegos de mesa que podemos llamar épicos. Me vienen a la cabeza nombres como Here I Stand, Virgin Queen, República de Roma, Twilight Imperium… Estos juegos tienen unas características que impiden que sean jugados todo lo que nos gustaría. Generalmente son juegos que requieren mucho tiempo, mucho espacio y mucha gente, hablamos de juegos de duración superior a las 6-8 horas y para alrededor de 6 jugadores. Por tanto si eres capaz de echar 2 o 3 partidas de este tipo a lo largo del año debes sentirte afortunado.

¿Y qué tiene que ver esto con el combate de Ali y Foreman? Bueno, al igual que aquel acontecimiento transcendió por encima de un simple combate de boxeo, una sesión a estos juegos trasciende muy por encima de una partida a un juego de mesa. Los tiempos, la dimensión, las decisiones… todo es mucho mayor, adquiere una escala épica donde lo menos importante es quién gana, lo importante es el viaje, la experiencia, el desarrollo de los acontecimientos. Estas partidas duran mucho más de las 8 horas que comentaba, estas partidas empiezan semanas antes cuando comienzas a organizarlas y acaban mucho después cuando recuerdas con los amigos aquel inesperado desenlace.

El futuro del mundo está en tus manos

¿Serás capaz de dibujar el nuevo mapa del Viejo Mundo?

En estos juegos no importa demasiado si tu fábrica es la más optimizada o si tienes el mejor combo. Muchos de ellos son muy dependientes del azar e incluso tienen mecánicas que dejan bastante que desear, sin embargo, el poder sentirte Lutero por unas horas no tiene precio. “Cuando éramos reyes”… esa es la sensación que te queda en la memoria: Aquel día en el que la galaxia temblaba ante tu poder o en el que dominabas el senado de Roma. No te importan las tiradas de dados o el orden de turno. No, lo importante es haber sido parte de la historia.

Sé que estas líneas pueden parece un poco frikis de más. Pero supongo que los amantes de estos juegos épicos sabrán de lo que hablo. Desgraciadamente yo he podido probar muy pocos de estos juegos pero siempre me quedo con ganas de más y recuerdo la mayoría de las partidas como los eventos más importantes en mi vida lúdica.

¿Estás dispuesto a llevar a tu raza hasta la capital del Imperio?

¿Estás dispuesto a llevar a tu raza hasta la capital del Imperio?

Como último apunte hay que decir que estas partidas también tienen algunos peligros. Si topas con algunos jugadores demasiado competitivos que intentan optimizar al máximo sus movimientos o que llevan la diplomacia al límite de lo aceptable se pueden convertir en un verdadero infierno. Como consejo y como súplica: lo importante en estos juegos SÍ QUE ES PARTICIPAR, esto no es el Magic o el Caylus donde hay que desentrañar el alma del juego para lograr la victoria. No, lo importante es la experiencia, ser parte de la historia y hay que entender que es tan importante en esa historia el más poderoso Emperador como el último de los sometidos. Todos hacen su papel y todos serán recordados (algunos con más sorna que otros xD)

PD: ¿Se me nota que acabo de encargar el Twilight Imperium 3ed y que os estoy picando para una partida?

¿Me gusta porque gano o gano porque me gusta?


Siempre he tenido cierto trauma de que era injusto con los juegos de mesa. Sobre todo me pasa con los eurogames ya que no son mi género de juego preferido. Los que me conocen saben que nunca me niego a una partida y cuando estoy en ella disfruto como el que más pero cuando acaba la partida me suelo quedar un poco “plano”, no encuentro ninguna emoción en este tipo de juegos. Supongo que habrá quien se acuerde de ese último “cubo salvador” o aquel “keko heroico” pero no es mi caso. Realmente soy de los que necesitan algo de tema para meterse en los juegos.

Esta situación me ha llevado siempre a pensar que a mi este tipo de juegos ni fu ni fa. Sin embargo, de vez en cuando, se da el caso de que juego a un eurogame y hago una partidaza que me da la victoria. Luego me voy a casa pensando que el juego está muy bien, que lo mismo me lo compro… pero en seguida vienen los remordimientos, pienso “raik, eres un moñas, te gusta porque has ganado. Si Javi no la hubiera cagado en tal jugada hubieras perdido y ahora estarás diciendo que el juego es un muermo”.

Este soy yo preguntándome "¿Por qué pierdo?"

Este soy yo preguntándome “¿Por qué pierdo?”

Esta sensación me vino de nuevo el otro día con el Keyflower. Echamos una primera partida donde lo hice genial (gracias por los aplausos, no son necesarios) y me fui a casa pensando que era un juegazo y a meterlo directamente en mi wishlist. Ayer se presentó de nuevo la oportunidad de una segunda partida y pensé que era el momento de comprobar mi teoría. Volvimos a jugar y esta vez quedé segundo a bastante distancia del primero, sin embargo, sigo pensando que es un juegazo y no va a salir de mi wishlist.

Esto me ha hecho pensar sobre el tema y he llegado a la conclusión de que los juegos no me gustan porque lo haga bien si no que lo hago bien porque me gustan. No implica necesariamente que gane todas las partidas, quiero decir que soy competitivo. Creo que el juego me gusta y me meto en sus mecánicas y en su tema (si lo hubiera) y eso hace que haga partidas mucho más decentes que en juegos en los que paso sin pena ni gloria y donde pienso que estoy entre las ruedas dentadas de un reloj gigante intentando mover mis cubos de aquí a allá.

Como digo, creo que soy extremadamente sensible al tema. Creo que para hacer una buena partida a cualquier juego todos necesitamos entrar en el juego pronto, comprenderlo y hacerlo funcionar a nuestro antojo. Para ello, normalmente, dependo de que tenga tema y de que me llame la atención pero a veces ocurre que un juego con poco o nada de tema (Keyflower lo es) me encaja a la perfección.

Así me sentía jugando al Keyflower

Así me sentía jugando al Keyflower

Por ello, después de esta sarta de divagaciones, creo que puedo decir que jamás haré un buen papel en un juego que no guste y que siempre seré competitivo en aquellos que sí lo hagan. Necesito que el juego me llame la atención para concentrarme y conseguir las mejores cosechas y los mejores tratos en el mercado, si no, intentaré mover mis cubos de la forma más óptima posible (sin conseguirlo, claro está).

Cuando ruge la marabunta


La marabunta se ha puesto en marcha. El criadero se encuentra en el centro de una estructura temblorosa y palpitante formada casi enteramente por las propias hormigas […] Sordas y prácticamente ciegas se comunican por medio del tacto y por complejas señales químicas […] Avanzarán durante dos o tres semanas hasta alcanzar un nuevo territorio de caza en el que puedan establecer otra base para sus incursiones y llevar a cabo nuevas y mayores matanzas.[…] Para la mayor parte de sus presas resistirse es inútil.[…] Generaciones de hormigas vendrán y se irán pero el hambre incesante de su hermandad será inmortal.

Ese vídeo y su transcripción representan cada vez mejor en lo que nos estamos convirtiendo como comunidad. Soy el primero que cuando ha habido que criticar a un diseñador o una editorial lo he hecho sin reparo pero creo que estamos llegando a un punto en el que hemos perdido el norte. Últimamente surgen hilos y más hilos en Labsk y la BGG en los que se reparte estopa sin contemplación por los errores que se cometen en las distintas ediciones de los juegos de mesa. Sinceramente creo que como comunidad nos estamos volviendo un grupo de gente muy desagradable.

Elegimos un objetivo y mandamos a los exploradores que muerden a ver si hay donde rascar, poco a poco van llegando los soldados y empiezan a atizar a todo lo que se mueve y al cabo de un tiempo la marabunta ha pasado por el lugar y lo ha dejado todo como un solar. Hilos como el de las erratas del Twilight Struggle, el de la edición del Galaxia: la conquista o el último de la edición en castellano de Through the Ages me hacen dudar mucho de que vayamos por el buen camino. Y parto de dos premisas fundamentales:

  • Si pago por un producto tengo derecho a exigir que venga en buen estado y con el contenido apropiado
  • Es humano cometer errores y la mayoría de los juegos los contienen.
A mi se me hacía muy largo la verdad

A mi se me hacía muy largo la verdad

Bajo el amparo de dichas premisas creo que no debemos volvernos locos con el tema de las erratas. A mi no me importa (demasiado) que un juego aparezca con erratas en su primera edición siempre y cuando observe cierta agilidad por parte de la editorial para subsanar dichos problemas. Luego hay erratas importantes (la carta de puntuación del Twilight Struggle) y erratas chorras (el cubo-cono del TtA) y debemos saber discernir lo que es importante y lo que no. Me imagino que ninguno de nosotros hace su trabajo (el que lo tenga) 100% perfecto la primera vez y que siempre está sujeto a pequeñas correcciones. Por tanto hay que entender que las editoriales pueden cometer los mismos errores que nosotros, ponerse en contacto con ellos y comunicarles cuál es nuestro problema y en el 90% de los casos nos ofrecerán una solución satisfactoria.

No encontré Cubocono así que tendrá que ser Caracono

No encontré Cubocono así que tendrá que ser Caracono

Es cierto que no todo el mundo tiene acceso a estas correcciones. Nosotros como jugones frikazos que somos estamos todo el día dándole al F5 para conocer las últimas novedades en las FAQs de turno. Puede ser que ahora mismo haya gente jugando al TS que siga pensando que Sudamérica no se puntúa hasta el LateWar. Ante esto lo único que se me ocurre es que las editoriales dejen muy claro en los manuales dónde acudir a buscar correcciones o actualizaciones. Incluso lo ideal sería un sistema de “registra tu juego” que permita avisar mediante e-mail de cualquier cambio pertinente.

Por si alguien no se había dado cuenta...Lo importante es rectificar

Por si alguien no se había dado cuenta…Lo importante es rectificar

Bueno, aspectos prácticos a parte y a modo de conclusión afirmo y mantengo que nos estamos volviendo un poco gilipollas.

No tengo tiempo para que me guste


Esta semana ha sido la Feria Internacional de Essen 2012 donde se han presentado todas las novedades para el año lúdico. Las cifras son espectaculares, se han presentado más de 500 juegos y expansiones. Es cierto que este año no ha habido grandes novedades que me llamen mucho la atención, al contrario que en años anteriores. Mis únicas compras aseguradas son las expansiones de juegos que me encantan como Mage Knight o 51st State.

Feria internacional de Essen

Por otra parte el otro día tuve la oportunidad de probar uno de los juegos con más presencia en Essen 2011, Kingdom Builder que es, nada más y nada menos que del diseñador de Dominion. Recuerdo que el año pasado era el juego que más expectación creaba antes de la feria y que durante la misma fue recibiendo críticas no demasiado buenas aunque el juego no está mal.

Mientras lo jugaba comenté que el juego estaba bien pero que me parecía el típico eurogame facilón e incluso algo tontuno. Entonces un compañero de partida dijo que es un juego que requiere de varias partidas para sacarle todo el potencial y que cuanto más juegas y con gente más experimentada, el juego mejora muchísimo. Y la verdad es que, mirando el juego con mayor detenimiento, me doy cuenta de que tiene toda la razón. Puedo ver que oculta mucho más de lo que te puede mostrar una primera partida.

Los dos puntos anteriores entran con conflicto. Teniendo en cuenta que este año a penas he podido llegar al centenar de partidas (sí, es triste, lo sé) y con la cantidad de novedades que aparecen cada año y que estoy deseando probar, se me hace tremendamente difícil dar nuevas oportunidades a juegos que no me encandilan desde un primer instante. No digo que desde el instante número 1 tenga claro como funciona y pueda ver todas las posibilidades de un juego. Lo que digo es que necesito que la primera partida me transmita sensaciones que me hagan desear jugar 1, 2 ó 100 partidas más en las que poder descubrir todo lo que ofrece.

No me da tiempo! — The Twilight Zone – Time Enough at Last

El mismo día que jugué Kingdom Builder eché una partida al Blood Bowl team manager. Al día siguiente ya me lo había comprado aprovechando que me habían regalado un 7 Wondere y que, obviamente, debía cambiarlo. ¿Pienso qué es mejor juego que el Kingdom Builder? No lo creo, pero en esa primera y única partida me lo pasé en grande y me dieron ganas de jugar muchas más.

Un ejemplo claro este año ha sido Mage Knight. Al acabar la primera partida tenía claro que no había exprimido el juego, que me quedaba mucho por aprender pero el juego me dejó con ganas de jugarlo una y otra vez hasta sacarlo todo (aún no lo he conseguido).

Comprendo lo injusto que es lo que digo y que seguramente me estaré perdiendo verdaderos juegazos por no ser más paciente pero necesito que el juego trabaje para divertirme y no tener que ser yo el que trabaje para, a lo mejor, acabar divirtiéndome con el juego.