Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

Archivos por Etiqueta: Clandestino

Cuando lo importante es el objetivo, no ganar


Hay una cita muy conocida en este mundo de los juegos de mesa, atribuída al celebérrimo Herr Doktor Reiner Knizia, y que reza de la siguiente suerte:

Cuando se juega a un juego, el objetivo es ganar, pero lo importante es el objetivo, no la victoria.

El pasado sábado 5 de noviembre tuvo lugar la primera jornada de la competición Nomada Player, donde se pudo palpar la esencia de la frase del prolífico diseñador alemán, y cuya experiencia vivida se merece esta entrada.

Torneo Nomada Player

Logotipo del torneo Nomada Player

Nomada Player es un campeonato organizado por Ripham y Supergarban,  jugones que destilan ilusión y buen rollo por los cuatros costados, y que han tenido el coraje de reunir a varios clubes de la Comunidad de Madrid para medir sus “fuerzas” en diversos juegos de todo tipo.

El torneo consiste en jugar semanalmente a un par de juegos, registrando las puntuaciones para las clasificaciones por jugador individual y por equipos. Durará hasta el próximo junio y cada jornada se celebra en la sede de un club. Uno de los aciertos de esta competición es que los inscritos de cada club no tienen por qué ser siempre los mismos, lo que otorga mucha flexibilidad a sus participantes. Además, los jugadores también puede competir de forma independiente.

Este sábado se disputó la primera jornada en la sede del equipo Cofradía del Dragon-Zacatrus, jugando al Carcassonne y al Príncipes de Florencia, y la experiencia fue muy positiva.

Los participantes jugando al Príncipes de Florencia

Los participantes jugando al Príncipes de Florencia

Para empezar, Ripham y Supergarban demostraron tener un gran poder de convocatoria consiguiendo la participación de 10 equipos. ¡Ahí es nada!. Estuvimos:

  • Clandestino
  • BSK-GenXPuebla
  • Círculo de Isengard
  • Club Runa
  • Cofradía del Dragón-Zacatrus
  • DA2
  • Emen Corps
  • Gándamor
  • Mecatol Rex
  • Ojo del Terror

El campeonato además cuenta con varios colaboradores: Zacatrus, La Forja de Acero, Generación X, Gen X Games y Arte 9, e incluso algunos patrocinan a ciertos equipos. ¡Ríete tú la liga de fútbol! 😉

La organización de la jornada también fue muy satisfactoria. Ripham, con su portátil, tenía apuntados quiénes jugaban en cada mesa, calculaba los puntos, anunciaba quiénes se clasificaban, etc. Y por si fuera poco, repartió a cada jugador una tarjeta de identificación. ¡Sólo faltó el catering y las azafatas! 😛

El ambiente también fue muy bueno. Acudimos casi una  treintena de jugones, todos con muchas ganas de pasarlo bien, y de poner cara a algunos nicks. Como se puede suponer, en todo torneo hay un componente competitivo insalvable, pero los participantes demostramos que por encima de un puñado de puntos, la frase de Herr Doktor está más presente en nuestras mentes que cualquiera de las más estudiadas estrategias.

La jornada acabó con una entrega de premios para los mejores clasificados de cada juego y del mejor equipo de la jornada, sazonada con deportivos aplausos y risas. Nuestro especial agradecimiento a Zacatrus por hacer posible esos obsequios.

Steiner (Clandestino) recogiendo su premio de manos de los chicos de Zacatrus

Steiner (Clandestino) recogiendo su premio de manos de los chicos de Zacatrus

Desde Punto de Victoria queremos felicitar a Ripham y a Supergarban por su iniciativa y sacrificio para llevar esto adelante, así como a los colaboradores. Y también… ¡qué demonios!…

¡¡Ánimo, Clandestinos!! 😀

Anuncios

¡Toda la vida jugando mal!


Si bien hay juegos que por su diseño son más rejugables que otros, hay un factor externo que afecta considerablemente a su rejugabilidad: el resto de jugadores con quiénes compartimos mesa. Ésta es una de las razones por los que me gusta jugar con distintos grupos.

Otro argumento es poder aprender estrategias nuevas y diferentes estilos. Muchas veces creemos haber descubierto todos los secretos de un juego hasta que lo probamos con otras personas y… ¡zas! resulta que ni esa estrategia era tan buena, ni ese otro camino tan malo. Me encanta cuando esto ocurre porque disfruto mucho aprendiendo con los juegos.

Pero el motivo que realmente me ha llevado a escribir esta entrada es para hablar de esas situaciones que todos, los que más y los que menos, hemos experimentado alguna vez, por mucho que nos empeñemos en negarlo. Me refiero a ese fatídico momento en el que descubres que no estabas aplicando una regla bien o que sencillamente ignorabas. Ese momento en el que dices: “¿cómo? ¿que eso es así?”. Y aún incrédulo lo niegas como un hereje: “¡no puede ser!”. Hasta que al final, después de releer y comprobar el reglamento, te derrumbas y confiesas… “¡¡llevo toda la vida jugando mal a este juego!!”  😀

Cereales y hortalizas del Agricola

¿Sabías que para plantar cereales y hortalizas en Agricola las tienes que tener antes en tu reserva? ¿Sí? Pues yo no (foto BGG)

A pesar de mi devoción de explicador de juegos y de mi gusto por leer los reglamentos, no puedo ocultar que en mi historial lúdico tengo varios expendientes de esta índole. El caso más clamoroso que recuerdo fue charlando sobre el Agricola con mi amigo Jesús de La Última Rápida. Yo comentaba que no entendía la utilidad de las acciones Coger un cereal/hortaliza, y él me iluminó advirtiéndome de que para sembrar cereales y hortalizas en los campos es necesario tener estos recursos previamente en tu reserva personal, y lo que yo hacía era cogerlos directamente de la reserva general. El chasco fue mayúsculo pero como procuro ser optimista, la parte positiva fue que por fin pude explicar la utilidad de aquellas acciones así como otras profesiones que antes no veía, aunque el agobio para alimentar a la familia iba a ser mayor ahora 🙂

Cuando se trata de un juego que es una novedad en el mercado, tener un desliz con el reglamento es algo casi normal. Pero cuando se trata de un juego al que le has dedicado mucho tiempo, la sorpresa te puede dejar un regusto amargo, como fue mi caso. Al ocurrir en mi primera etapa jugona, donde apenas contaba con dos o tres eurogames en mi colección, en mi grupo de juego habíamos jugado al Agricola como unas 287.394 veces. Así que os podéis imaginar la cara gilipuertas que se me quedó aquel día 😀 Han pasado ya como un par de años desde entonces y a mi amigo Jesús todavía se le escapa una “sonrisita” cuando recordamos aquella charla.

Por supuesto ésta no ha sido la única vez que se me han subido los colores descubriendo que aplicaba mal el reglamento. En la asociación Clandestino somos unos expertos en inventar lo que con sorna llamamos Variantes Clandestino, que no son otra cosa que muestras de ingenio para “maquillar” algunas reglas, especialmente de las nuevas adquisiciones.

Pero como decía antes en esta entrada, apuesto a que tampoco soy el único al que le ha pasado esto 😉 Así que para hacer el post más participativo, os animo a todos los que lo hayáis leído a que confeséis vuestros mayores deslices aplicando mal el reglamento de algún juego.

Yo ya he confesado. Os devuelvo ahora el turno a vosotros. ¡Venga, “game explainers”! ¡¡Salid del armario!! 😉

II Crónica literaria: CCE Escenario 3: Bonfire of the NKVD


Retomamos la sección de crónicas literarias de partidas con una que escribí hace tiempo y que me supuso el gran honor de ganar el Diploma Clandestino a la mejor crónica del año 2010. En su día la publiqué en el foro de clandestino, en labsk e incluso pseudotraducida al inglés en la BGG así que muchos ya la habréis leído pero aún así me gustaba la idea de que apareciese en el blog. Que la disfrutéis:

Diario de Guerra soviético confiscado al Teniente Schrader del ejército nazi en Febrero de 1945

24 de Junio de 1941, afueras de Brest-Litovsk, junto a la frontera con Polonia:
Hace dos días comenzó lo que todos esperábamos. La Alemania nazi de Hitler se lanzó a la conquista de nuestra amada Unión Soviética. Nuestro regimiento ha comenzado una retirada ordenada hacia posiciones más seguras, no sin antes destruir todo el material de comunicaciones y quemar todos los documentos relativos a los planes de defensa de la ciudad de Brest. Nuestra misión ha sido quedarnos aquí y defender esta posición el mayor tiempo posible del “martillo alemán” para dar tiempo a nuestros camaradas para reorganizarse. Es una misión suicida.
En el bosque al norte de mi posición ha caído el Capitán Gordov con aproximadamente 30 hombres. Nos ha informado minutos antes de cortar las comunicaciones que un grupo formado por 40 alemanes avanzaba a gran velocidad hacia ellos portando MG pesadas. Al parecer no han podido mantener la posición al otro lado de un claro del bosque y se han retirado para tender una emboscada a los Alemanes. Sin embargo el oficial alemán debe tener gran experiencia y ha superado la trampa porque hemos oído un fuerte intercambio de disparos y el Capitán no ha vuelto a contactar.Mientras tanto, un poco más al sur, mis hombres y yo nos encontrábamos apostados en una granja abandonada intentando detener el avance alemán. Hemos visto moverse a las tropas alemanas desde el oeste pero nuestras armas no son suficientes para alcanzarles. La sensación de impotencia de ver al enemigo acercarse y prepararse para el ataque y no poder disparar es desesperante. Cuando he sugerido al Capitán Egorov, situado unos metros más atrás en el puesto de mando avanzado, la posibilidad de retroceder me ha amenazado con el fusilamiento.
Sin embargo pronto se ha debido arrepentir, las unidades alemanas han surgido por el linde del bosque y han disparado directamente contra su posición, acribillando la casa donde se encuentran. El capitán y sus hombres han devuelto el fuego con su MG pero estas malditas armas son pura basura y pronto ha dejado de funcionar. Mientras, los alemanes avanzaban por nuestro flanco derecho hacia ellos sin que nosotros pudiésemos evitarlo y continuamente abrían fuego contra su posición. Estaban acorralados. Pocos minutos más tarde tomaban la posición al asalto formando una auténtica carnicería. No creo que haya sobrevivido nadie.Ahora soy el oficial de mayor rango y estoy al mando de aproximadamente 60 hombres. He ordenado a 15 de mis hombres flanquear a los alemanes para intentar embolsarlos. Sin embargo mis hombres se han encontrado a un pelotón de alemanes rezagados y aunque han podido eliminarlos han quedado expuestos y han sido eliminados. Es el momento de rendirse, no puedo permitir que muera un hombre más bajo mi mando. Espero que hayamos proporcionado al resto de nuestro regimiento el tiempo suficiente para organizar las posiciones defensivas. Za Stalina !
Sargento Vladimir Maisky, 133º regimiento de infantería.



Venturas y Desventuras de mis Amigos Invisibles del 2010


Ha llovido ya bastante desde las pasadas Navidades del 2010, pero esta mañana se ha alcanzado un hito que ha motivado que haga un balance global y reflexione sobre mi experiencia con los Amigos Invisibles (AI) en los que participé en las pasadas Navidades, que tan lejos quedan ya en mi memoria (de pez).

Me apunté, valiente de mí, nada menos que a cuatro AI:

  1. El Clandestino Invisible, organizado entre los miembros de mi querida asociación de juegos de mesa Clandestino de Alcobendas.
  2. El Amigo Invisible de La BSK, organizado a nivel nacional.
  3. El Rey Mago Secreto con mis familiares más cercanos.
  4. El Secret Santa de la BGG , que es un AI entre usuarios de  todo el mundo.

Clandestino Invisible

¡Sencillamente todo un éxito! Lo hicimos en la cena de Navidad de los amisgos Clandestinos y el intercambio de regalos fue un magnífico colofón a un año lleno de partidas protagonizadas por las risas y buenos ratos.

Tuve la suerte de recibir…

…un gran candidato de mi wishlist…

 

Hombres Lobo de Castronegro: La Aldea

Hombres Lobo de Castronegro: La Aldea

una inesperada sorpresa…

Il Principe

Il Principe

Y otra aún más inesperada sorpresa…

Orgullo Munchkin

Orgullo Munchkin!! 😀

Gracias, una vez más, a mi Clandestino Invisible! 😉

Amigo Invisible de la BSK

Mi AI de La BSK tuvo triple puntería: acertó con el juego, acertó llegando el envío el mismo día de Nochebuena, y acertó siendo un día en el que estaba en casa de vacaciones. Me hizo una ilusión enorme recibir por fin un paquete estando en casa sin tener que ir a recogerlo a Correos, ya sabéis 😉

El agraciado en unirse a mi modesta colección fue…

Carson City

Un Carson City! 🙂

Os dejo mi post en La BSK de cuando recibí el regalo:
http://www.labsk.net/index.php?topic=60417.msg702309#msg702309

Rey Mago Secreto de la familia

Horas más tarde de aquella mañana de Nochebuena en que adoptaba a mi flamante Carson City, pagué el precio de aventurarme en cuatro AI a la vez 🙂

El reparto de regalos con mis familiares no se hizo esperar, y antes de la cena ya pude comprobar que mi regalo que pesaba tanto era…

Carson City

Otro Carson City!! 😀

Secret Santa de la BGG

Ya sólo faltaba el Secret Santa de la BGG, aquel del que, francamente, tenía más expectación. Me agrada la idea de que una persona perdida en los mundos de dios te regale un juego pensado que te gustará. Es una muestra más de lo universal que puede ser esta maravillosa afición, una forma de conectar con alguien que no conoces, que puede vivir a a miles de Km de tu casa o ser el vecino de enfrente, pero que sabes que comparte contigo una misma pasión: los juegos de mesa.

Llegó el 2011, pasaban los días y mi SS se resistía. Lo que más me frustraba era no haber recibido en ningún momento al menos una breve notificación de mi SS para avisarme de cualquier percance.

Aguardé pacientemente. El organizador de la BGG ya había advertido de que algunos regalos tardaban en llegar pero aseguraba que nunca nadie quedaría desantendido. Y así fue. Pasaron los Reyes y seguí con las manos vacías, pero también recibí un comunicado de la BGG para recoger información de aquellos participantes que todavía no habían atesorado su regalo.

Unos días más tarde recibí un comunicado anónimo de mi SS reenviado por el organizador informando de que había habido un malentendido en el pedido en una tienda española, así que mis esperanzas cobraron vida de nuevo. El tema parecía estar ya resuelto pero, de nuevo, seguían pasando los días y el regalo seguía sin llegar.

A finales de enero recibí otro comunicado del organizador informándome esta vez de que se me había asignado otro SS “de reemplazo”. Así que mis ánimos resucitaron una vez más.

Pero el destino volvía a conjurarse en mi contra. Los días de febrero se iban tachando en el almanaque y seguía sin recibir ni el regalo, ni más nuevas. Hasta ayer. Y esta vez parecía el mensaje definitivo. Era de otro SS disculpando a mi anterior SS pero asegurándome que ya había hecho un pedido y que me llegaría en breve. Ésta vez la cosa sí que parecía definitiva.

Finalmente, esta mañana mi esposa me saludaba así por el Skype:

  • Parienta:  Te ha llegado un paquete de una tienda de juegos.
  • Servidor: ¡Síiiiiiiiii! ¡¡¡¡Por fin!!! 🙂
  • Parienta: Es un poco pequeño.
  • Servidor (emocionado): Me da igual!!! Es mi regalo de SS y lo quiero como es!! 😀

Así que cuando volví al hogar por fin pude abrir el paquete. Efectivamente, mi señora tenía razón (siempre la tiene) y el paquete era realmente pequeño:

Mi regalo de SS empaquetado

Acostumbrado como estoy a que los pedidos que realizo llegan en una caja de mayores dimensiones, admito que me llevé una gran desilusión. Por otra parte, sospechaba algo así porque sabiendo que era de un voluntario que se ha prestado generosamente a regalar de forma desinteresada a los participantes olvidados, como era mi caso, así que el desembolso tampoco podría ser enorme.

Después, reflexionando más en frío, me sentí afortunado. Y contento. Por encima de haber acabado con una ansiada espera que se prolongaba ya desde hacía más de tres meses, redescubrí aquel famoso dicho de que “todo el mundo es bueno”, y que sigue habiendo almas en este mundo que no basan su felicidad en balanzas ni calculadoras, sino en su capacidad para hacer feliz a otras personas, como ha sido mi caso.

Tras estos meses dudando sobre si volver a apuntarme al próximo SS, hoy he decidido que sí, que en el 2011 volveré a apuntarme al SS de la BGG. Y al AI de La BSK. Y por supuesto al Clandestino Invisible. Cualquier oportunidad será bien aprovechada para intentar arrancar una sonrisa a quien lo merezca.

Evasión Y Victoria


Sí, ya lo sé. No me he matado pensado el título de la entrada. Y para colmo, teniendo en cuenta el de mi último artículo, seguramente suene monotemático, ¿verdad? Bueno, que no se me espante la parroquia que no redundaré en el tema. Soy un bloguero ñoño, pero con dignidad.

Película Evasión o victoria

Soy un comeollas desde que tengo uso razón, y aunque no puedo negar que el aburguesamiento ha mermado mi capacidad cognitiva, ya se sabe que el que tuvo retuvo. Así que llevo un tiempo dándole vueltas a lo que suponen los juegos de mesa para mí. ¡Ahí es nada!.

Efectivamente, a estas alturas más de uno se habrá dado cuenta ya de que éste NO es el 3º volumen de estrategias del TtA

Además de los juegos de mesa, el snowboard es otra de mis grandes pasiones. Una de las muchas razones por las que amo este deporte es por su inmensa capacidad para evadirme. Alí arriba, a más de 2.700m de altura, pegado a mi tabla, encaro la pista, me deslizo y ¡zas! ¡Adiós Euribor! ¡Adiós problemas del curro, jaquecas, lo que sea! De repente esas montañas nevadas hacen de pantalla que repele mis preocupaciones como la crema que me unto para protegerme de las radiaciones del astro Sol.

Pirineos nevados

El pasado miércoles, el día de la semana cuando hay sesión de tarde en Clandestinos, me llama mi buen amigo Raulo, que lleva una temporada estresado por una serie de movidas personales, para preguntarme si puede apuntarse a la sesión para olvidarse del mundo por un tiempo. “¡Claro!”, le respondo de forma automática. “¡Ya verás como te evades y te echas un buen rato!”.

Los malditos Clandestinos son (somos) unos power gamers encubiertos y no dieron mucha oportunidad a un pobre Raulo indefenso en las desérticas praderas de Carson City. Mi buen amigo, mi maese, quedó el último en la partida pero le vi salir más feliz que cuando entró en la sala de Clandestino. Me alegré mucho por él pero confieso que más aún por este hobby.

Carson City
Y es que algunos, como el bueno de Xai, se pierden en sus imaginaciones pisando uvas, comprando los mejores viñedos y presentando los mejores caldos en una feria cuando juegan a un Vinhos. Y otros, como un servidor, activamos el modo Matrix para intentar descifar las mecánicas y reglas del juego que nos permitan componer las piezas del puzzle cuyo reto mental tenemos delante. Alicias o Neos,  de lo que no me cabe ninguna duda es que ambos, de una manera u otra, nos sumergimos en el juego, desconectamos del mundo real, paramos el tiempo y conseguimos, aunque sea por un momento, evadirnos de nuestros problemas cotidianos. Y ésta es para mí una auténtica victoria.

Matrix

Dedicado a mi amigo Raulo, para que se anime y no se evada de nosotros.

“¿Resistirá la Resistencia?” – Una sesión de juego de La Resistencia


La Resistencia se había replegado una vez más en su Cuartel General secreto. El Imperio seguía amenazando su existencia y era necesario asestarle un golpe definitivo. El Alto Mando ya había diseñado al equipo de operaciones. Ocho rebeldes habían sido los elegidos para la gloria… o para la deshonra: Fredovic, Jorge (JJ), Javi Díaz, Dasaal, Corvus Corax, Joserson, Moonspell, y Cartesius. Su objetivo: llevar a cabo con éxito las cinco misiones que zafarían a la Resistencia de las garras del Imperio una vez más. Su destino: pura incertidumbre.

La Resistencia

Los tres expedicionarios para la primera misión fueron escogidos sin mucha dilación: Jorge, Fredovic y Cartesius afrontarían el reto. Tras su vuelta al campamento base se pudo comprobar sus resultados en la misión:

Primer objetivo… cumplido.
Segundo objetivo… cumplido.
Tercer objetivo…… ¡cumplido!

La Resistencia había ganado el primer asalto. Sus miembros se felicitaban por el éxito de la misión mientras se disipaban algunas dudas, y sólo algunas, sobre la honorabilidad de los elegidos. Demasiado pronto para cantar victoria pensaron muchos. Todavía quedaba mucho trabajo por hacer y las siguientes misiones serían más complejas y requerirían un equipo de mayor envergadura para poder afrontarlas.

Dado el éxito de la primera empresa, se decidió repetir el mismo equipo para la segunda misión, esta vez agregando un nuevo recluta: Dasaal. Todos los integrantes de la misión estaban en sus puestos cuando recibieron la orden de actuar. Pero sólo uno de ellos recibió la visita inesperada de un oficial de Asuntos Internos: Cartesius. El oficial Jorge pudo comprobar por su cuenta cómo Cartesius había cumplido con su deber en la misión. O al menos eso aseguraban ellos dos. Ahora faltaba saber qué había hecho el resto de la expedición:

Primer objetivo… cumplido.
Segundo objetivo… cumplido.
Tercer objetivo… cumplido.
Cuarto objetivo…… ¡sabotaje!

El desanimo invadió la base rebelde y en seguida todas las sospechas cayeron sobre Dasaal tras las alegaciones de Jorge de que tanto él como Cartesius habían cumplido con el trabajo encomendado. Las luchas internas por el liderazgo empezaron a aflorar y con ellas las complicaciones para decidir quiénes afrontarían el siguiente asalto. Finalmente se optó por dar una oportunidad a algunos miembros del equipo que hasta ahora no habían intervenido: Joserson, Moonspell, Cartesius y Jorge.

Tras unas interminables horas de espera mientras el comando realizaba sus operaciones, todos volvieron a la base. La suerte estaba echada. Los informes con los resultados de la misión empezaron a llegar al Cuartel General de la Resistencia…

Primer objetivo… cumplido.
Segundo objetivo… cumplido.
Tercer objetivo… cumplido.
Cuarto objetivo……… ¡sabotaje!

El Alto Mando no daba crédito a lo que veía en sus pantallas. ¡Toda su estrategia se había ido al garete! El cruce de acusaciones fue interminable y los interrogatorios fueron tan intensos que acabaron traicionando… al primer traidor: Joserson. Éste en un intento por acusar a Moonspell cometió un desliz que en seguida le delató. Ahora todo parecía encajar. Dasaal antes y Joserson ahora. Dos miembros parecían tener asignada ya la papeleta de espía imperial pero todavía había uno por descubrir.

 

Tablero de las misiones

La Resistencia tenía que afrontar ahora la cuarta misión de su plan contra el Imperio a vida o muerte. Sabían que una tercera derrota más acabaría con todas sus esperanzas. Los dos últimos sabotajes habían disparado las sospechas sobre prácticamente todos sus miembros. El ambiente se hacía cada vez más insostenible. Las votaciones de los líderes no salían adelante y se repitieron hasta alcanzar el máximo permitido. Finalmente, el equipo que cargaría con toda la responsabilidad quedó formado por: Jorge, Fredovic, Cartesius, Moonspell y Corvus Corax.

Era la cuarta misión y la Resistencia contaba esta vez con un apoyo extra pues eran necesarios dos sabotajes para que la misión fracasase, pero ya nadie confiaba en nadie.

Cuando empezaron a llegar los primeros informes al Cuartel General, más de uno se mordía las uñas…

Primer objetivo… cumplido.
Segundo objetivo… cumplido.
Tercer objetivo… cumplido.
Cuarto objetivo… ¡cumplido!
Quinto objetivo.… ¡¡cumplido!!

La Resistencia no sólo había salvado el punto de partido, sino que ahora todo parecería estar mucho más claro… o no. Las dudas siguieron inundando las mentes del equipo. Algunos miembros parecían haber cumplido con el juramento que en su día prestaron a la Resistencia pero… ¿habría jurado alguno en falso?.

Esta vez la elección del equipo de la misión se decidió con rapidez. La Resistencia necesitaba ya asestar el golpe definitivo al Imperio. Los nombres del último equipo rebelde se enunciaron alto y claro: Jorge, Fredovic, Cartesius, Moonspell y Corvus Corax.

Todos se miraron a la cara. ¿Estaría entre ellos el traidor que faltaba por delatar? ¿Realmente eran Dasaal y Joserson los otros dos? Muy pronto lo averiguarían…

La expedición regresó. La espera del informe de la misión se hizo eterna. De repente el receptor en el Centro de Comunicaciones empezó a pitar y a reportar los resultados…

Primer objetivo… cumplido.
Segundo objetivo… cumplido.
Tercer objetivo… ¡cumplido!
Cuarto objetivo… ¡¡¡cumplido!!



Quinto objetivo…… ¡¡¡¡¡SABOTAJE!!!!!

Todos los miembros de la expedición se miraron incrédulos… todos menos uno que alzó sus brazos en señal de victoria mientras se fundía en un abrazo con sus otros dos compañeros imperiales. Dasaal y Joseron festejaron una victoria que supondrá que nunca más nadie cree a… Cartesius.

Sesión jugada en Clandestino el 12/01/2011.